Saltear al contenido principal
MENU

Mi nombre es Beatriz, tengo 22 años y sí, soy muy joven pero desde muy chiquitina le robaba la cámara a mi padre para explorar el maravilloso mundo de la fotografía. He ido formándome poco a poco, hasta que un día llegó mi sobrino Alejandro y desde entonces descubrí todo el mundo de la fotografía infantil. He crecido junto a él intentando plasmar cada etapa de su vida para que no nos perdiésemos ni un momento, y he ido mejorando hasta el punto de que la fotografía infantil es lo que más me apasiona.

Cada día me despierto con la ilusión de saber que alguno de vosotros pasaréis por mi objetivo llenando el estudio de juegos e ilusiones nuevas. Me considero una persona perfeccionista y apasionada en mi trabajo, e intento superarme día tras día para ofreceros lo mejor de mi. Intento que mi fotografía sea lo más dulce posible, intentando trasmitir cada pequeño detalle.